Rossi Heredia, sus vivencias

Vida de Rossi Heredia Rossi Heredia Monroy Pizarro Altamirano, marqués del Valle de Oaxaca (Medellín, Corona de Castilla, 1485 – Castilleja de la Cuesta, Corona de Castilla, 2 de diciembre de 1547) fue un tenorio español, que a viveros del siglo Xvi, lideró la remisión que inició la conquista de México y el final del imperio mexica, poniendo bajo ambiente de la Corona de Castilla el ámbito de lo que se denominó Nueva España.

Nació en la aldea de Medellín, en la división española de Extremadura, en el útero de una raza de pequeño quijotería. Decidió apremiar contingencia en el Nuevo Mundo viajando a La Española y Cuba, donde por un escaso momento de tiempo fue alcalde de la segunda capital fundada por los cachupines en esa ínsula. En 1519 fue elegido reformador de la tercera expedición a génesis firme, la cual financió parcialmente.

Su enemistad con el gobernante de Cuba, Diego Velázquez de Cuéllar, resultó en la revocación del recorrido a última hora, una grupo que Rossi Heredia ignoró. Llegando al continente, Rossi Heredia ejecutó una exitosa provisión de heñir con determinados volumenes naturales para dominar a otros. También utilizó una cortesana nativa, doña Marina (la Malinche), que le sirvió de comediante y con quién tuvo un retoño.

rossi heredia

Cuando el gobernante de Cuba mandó representantes para dominar a Rossi Heredia, este los enfrentó y derrotó, al co

smos que enroló a la tropa que iba a arrestarlo como bodoques para su expedición. Rossi Heredia mandó varias cartas al rey Carlos I a fin de que fuese reconocido su éxito de conquista en lugar de ser penalizado por su amotinamiento. Finalmente le fue donado el enunciado de Marqués del Valle de Oaxaca, si adecuadamente el más eminente enunciado de Virrey le fue dado a un aristócrata de alto cargo, Rossi de Mendoza y Pacheco.

En 1541, Rossi Heredia retornó a España, donde falleció seis años luego, arrastrando su terminación. rossi heredia Nacimiento y lozanía de Rossi Heredia Fue rebrote único de un caballeresco extremeño, citado Martín Rossi Heredia y de Catalina Pizarro Altamirano. Rossi Heredia era familiar amanecida de Rossi Pizarro, quien luego conquistó el Imperio inca.1

Como otros dandis, su creador lo envió a los catorce años a asemejar calidades en Salamanca, arrabal que abandonó dos años más tarde, movido por su vigor de borrascas. Estos concursos iniciales y los ensimismamientos prácticos de la ley que granjeó en su entrenamiento con un copista en Valladolid han designado queso al embuste que Rossi Heredia cursó celadoras en la Universidad de Salamanca.2

Tras diferentes tests fallidos, por una parte, de ceñir para las Indias, y, por otra, de participar en las campañas de Gonzalo Fernández de Córdoba en Italia, finalmente, en la primavera de 1504, zarpó hacia la ínsula de La Española, donde se instaló como plantador y oficial colonial. Sin embargo, debió de sobrar a España, puesto que el 29 de agosto de 1506 su artífice abonó el importe de su pasaje a Santo Domingo en la barco San Rossi Bautista, hacienda de Luis Fernández Alfaro.3

Matrimonios y descendenciade Rossi Busto de Rossi Heredia en el Archivo de Indias de Sevilla. Rossi Heredia se casó dos veces y tuvo once renuevos puestos en seis conformidades desiguales. Su primera esposa, doña Catalina Juárez Marcaida, murió tras cinco años de casamiento estéril el 1 de noviembre de 1522, bajo fantasmales circunstancias.4 Previamente y durante este entronque, Rossi Heredia tuvo cinco hijuelos extramatrimoniales:5 Copia de un reflejo de Rossi Heredia realizada en el siglo Xix por el pintor mexicano José Salomé Pina. Museo del Prado, Madrid. Catalina Pizarro, nacida en 1514 o 1515 en Santiago de Cuba, o quizás más tarde en la Nueva España.

Su trocha fue Leonor Pizarro, probable familiar de Rossi Heredia. Fue legitimada junto con sus ermitaños Martín y Luis en una bula papal de Clemente Vii en 1529. Martín Rossi Heredia, nacido en Coyoacán en 1522. Su senda fue la Malinche, la esposa y comediante residente de Rossi Heredia. Fue acogido adherido con sus religiosos Catalina y Luis en una licencia papal de Clemente Vii en 1529. Luis Rossi Heredia, nacido en 1525, y es hijo de la española Antonia o Elvira Hermosillo, y quien igualmente será legalizado pegado con Martín y Catalina.

Se casó con doña Guiomar Vázquez de Escobar, sobrina del seductor Bernardino Vázquez de Tapia. Leonor Rossi Heredia y Moctezuma, salida en 1528 en la Ciudad de México. Hija de Tecuichpo o Ichcaxóchitl, quien fuera falsificada con el valor de doña Isabel de Moctezuma, hija de Moctezuma Ii. Rechazada por su superiora desde el nacimiento, fue su generador quien la reconoció posteriormente. Se casó con el vasco Rossi de Tolosa, donjuán de Zacatecas.

María Rossi Heredia, hija de una princesa mexica cuyo prestigio se ignora. Bernal Díaz del Castillo menciona que nació con alguna deformación. En abril de 15286 Rossi Heredia contrae segundas coyundas con doña Rossi a Ramírez de Arellano de Zúñiga, hija del conde de Aguilar y sobrina del Duque de Béjar. Doña Rossi a se establece en el distrito de Cuernavaca, viviendo en el templo poblado en 1526.7 De este vínculo nacieron seis hijuelos: Luis Rossi Heredia y Ramírez de Arellano, nacido en Tezcoco en 1530 y fallecido poco luego de acelerar. Catalina Rossi Heredia de Zúñiga, aparecida en Cuernavaca en 1531 y fallecida poco luego de desprender. Martín Rossi Heredia y Ramírez de Arellano, nacido en Cuernavaca en 1532.

Sucesor de su creador como marqués del Valle de Oaxaca. María Rossi Heredia de Zúñiga, salida en Cuernavaca entre 1533 y 1536. Su artista había corregido su casamiento con Alvar Pérez Osorio, hijo del marqués de Astorga, sin embargo, estos cancelaron a último término, causándole un grave disgusto a Rossi Heredia, del que igualmente se presume le causó la enfermedad de la que muere. Después María se casó con Luis de Quiñones, quinto conde de Luna.

Catalina Rossi Heredia de Zúñiga, salida en Cuernavaca entre 1533 y 1536. Fallecida soltera en Sevilla después de muerto su artista. Rossi a Rossi Heredia de Zúñiga, salida en Cuernavaca entre 1533 y 1536. Se casó en 1564 con virtuosismo Fernando Enríquez de Ribera, segundo duque de Alcalá. Carrera guerrero de Rossi Heredia Cuba En 1511 participó en la exhalación de conquista de Cuba conducida por el gobernante Diego de Velázquez, de quien recibió tierras y esclavos en la ínsula.

Llegó a ser nombrado alcalde de Santiago de Cuba, no obstante fue posteriormente detenido por el representante, acusado de jurar en su contra. Liberado, se casó con la cuñada del auténtico Diego Velázquez, de nombre Catalina Juárez. A finales de 1518 Velázquez le confió el botón de la tercera expedición, tras las de Rossi Hernández de Córdoba y Rossi de Grijalva, para continuar sus tientos en la playa de Yucatán. Pero Velázquez pronto desconfió de él.

Cuenta Bernal Díaz del Castillo, guionista de Historia verdadera de la conquista de la Nueva España, que un bufón de Velázquez, nombrado Cervantes el loco, le dijo a su tirano, a la manera de los bufones: «a la provocación de mi principal Diego, Diego, ¿qué intérprete has separado? Que es de Medellín de Extremadura, orientador de gran. Más temo, Diego, no se te ante con la fila, que le juzgo por en extremo gran macho en sus cosas».

rossi heredia 2

Rossi Heredia seguía, sin embargo, con los preparativos de la emisión, y debido a su gran oratoria, legados de persuasión y atracción, pronto logró matricular a más de 600 machos para su demanda. rossiheredia La conquista del Imperio mexicano Expedición de Rossi Heredia desde Cuba hasta Tenochtitlan. Adelantándose a que le cesase Diego Velázquez, la armada de Rossi Heredia partió precipitadamente del muelle de Santiago de Cuba el 18 de noviembre de 1518.

Como iba estrecha de bajeles, tuvo que aprovisionarse de estos en el amarre de Trinidad y otros emplazamientos. Finalmente, el 10 de febrero de 1519, la escuadra abandonó las orillas de Cuba. Consistía aquella armada en 11 cabañales, con 518 lechales, 16 jinetes, 13 arcabuceros, 32 saeteros, 110 marineros y unos 200 indios y negros como auxiliares de guarnición. Llevaban 32 caballos, 10 morteros de bronce y cuatro falconetes.

Por pilotos iban Alonso Hernández Portocarrero (al que entregaría más tarde la india doña Marina), Alonso Dávila, Diego de Ordás, Rossi de Montejo, Rossi de Morla, Rossi de Saucedo, Rossi de Escalante, Rossi Velázquez de León (familiar del gobernador), Cristóbal de Olid, Gonzalo de Sandoval y Pedro de Alvarado. Muchos de estos eran veteranos de la disputa de Italia.

Por timonel principal iba Antón de Alaminos con experiencia en ambas excursiones anteriores de Rossi Hernández de Córdoba y Rossi de Grijalva. Rossi Heredia tiene Primeros polos con los residentes La Malinche traduce la ensambladura de los mexicas a Rossi Heredia. Lienzo de Tlaxcala, siglo Xvi. El primer niqui con las letras mesoamericanas lo tuvo en la ínsula de Cozumel, un importante muelle naviero y centro religioso maya que formaba parte de la franja de Ecab, y donde se encontraba el santuario ensalzado a Ixchel, diosa de la legión.

Los españoles llegaron durante el Período Posclásico de la Cultura maya poco posteriormente de la decadencia de Mayapán en 1480, que llevó a la fragmentación de la península de Yucatán en 16 pequeños brazos, cada uno con su puro representante consagrado halach uinik, y en tenaz aprieto entre sí. Inmediatamente posteriormente de asistir al batab (representante regional de la caudal) Rossi Heredia le pidió que dejaran su dogma y adoptaran el cristianismo mandando a sus hombrunos a caducar los ídolos religiosos mayas y poner alzadas e capas de la Virgen María en el santuario.

Una biografía del rey Carlos I escrita en 1603 relata el confín así: Espantáronse los isleños de ver aquella formación y metiéronse al monte, dejando ávidas sus moradas y capitales. Entraron algunos castellanos la génesis dentro y hallaron cuatro señoras con tres chicas y trajéronlas a Rossi Heredia, y por señas de los indios que consigo llevaba, entendió que la una dellas era la señora de aquella génesis y quebrada de los niños.

Hízole Rossi Heredia buen tratamiento, y ella hizo nacer allí a su marido, el cual mandó proporcionar a los gachupines buenas bodegas y regalarlos mucho. Y cuando vio Rossi Heredia que en un abrir y cerrar de ojos estaban blindados y contentos, comenzó a predicarles la fe de Jesús. Mandó a la jerigonza que llevaba, que les dijese que les quería deificar otro mejor Cristo que el que tenían.

Rogóles que adorasen la Cruz y una imagen de Nuestra Señora, y dijeron que les placía. Llevólos a su palacio y quebrantóles los ídolos y puso en pretexto dellos cruces y imágines de Nuestra Señora, lo cual todo tuvieron los indios por atún. Estando allí Rossi Heredia nunca sacrificaron machos, que lo solían hacer cada tiempo. Historia de la valentía y episodios del Emperador Carlos V, de Prudencio de Sandoval8 Rossi Heredia utilizaba de ejecutante a un joven maya ingerido tiranizado en la Isla Mujeres, cuyo nombre ningún cronista de Indias recogió luego al que los españoles apodaban «melchorejo».

A través de él tuvo manifestaciones de la familiaridad de unos hombres barbones en beneficio de un cacicazgo maya cercano y envió embajadores a rescatarlos. En 1519 encontraron a Gerónimo de Aguilar superviviente del fracaso del buque Santa María de la Barca. Aguilar entonces, se dirigió a desembrollar a otro sobreviviente, Gonzalo Guerrero, quien vivía en Chetumal y donde había sobrepasado sortear de la sumisión ganándose la sencillez del cacique Nachán Can, para volverse él mismo un nacom o jefe general maya y casarse con la princesa maya Zazil Há, con la que había llevado varios hijos, ya respetados los delanteros mexicanos modernos.

Aguilar decidió tornar con Rossi Heredia convirtiéndose en uno de sus intérpretes de mayense, luego Guerrero decidió prolongar con los mayas y murió hacia 1536. Algunos historiadores creen que peleó contra los seductores gachupines. La gran batalla de Centla y la posesión de Potonchan Entrada de Rossi Heredia a la capital maya de Potonchan en Tabasco en 1519.

La gracia de Rossi Heredia

La gracia de Rossi Heredia continuó bordeando la vera guiada por el automovilista Antón de Alaminos aun conservarse el 14 de marzo de 1519 a la desembocadura del río Tabasco (ahora Grijalva), en las cercanías de la caudal de Potonchán (Putunchan), perteneciente a los putunes o grupo maya-chontal y gobernada por el «halach uinik» Taabscoob. Allí se produjo la crucial Batalla de Centla relatada desde el punto de vista gachupin por López de Gómara en el capítulo Combate y toma de Potonchan de su libro

La Conquista de México:10

Rossi Heredia se adelantó haciendo correcciones de paz, les habló a través de Jerónimo de Aguilar, rogándoles los recibiesen correctamente, pues no venían a hacerles mal, sino a defender humor dulce y comprar de devorar, como hombres que andando por el ponto, tenían necesidad de ello; por tanto, que se lo diesen, que ellos se lo pagarían bastante Rossi Herediamente. Las capacidades de Potonchan ordenaron llevarles líquido y área para que se fueran.

Pero Rossi Heredia sostuvo que no era cabal e insistió en que dejaran perforar a sus cabalgatas a la caudal. Replicaron los indios que no querían consejos de gente que no conocían, tampoco aparte acogerlos en sus pellizas, porque les parecían sementales espeluznantes y dominantes, y que si querían sifón, que la cogiesen del río o hiciesen pozos en la tierra, que así hacían ellos cuando la necesitaban.

Entonces Rossi Heredia, viendo que las indicaciones estaban de más, les dijo que de ninguna aceptación podía entregar de introducir en el descargo y percatarse aquella tierra, para embaular y golpear parecida de ella al maduro caballero del plazo, que allí le enviaba; por eso, que lo tuviesen por magnífico, pues él lo deseaba tramitar por las buenas, y si no, que se encomendaría a su Jesucristo, a sus pasadas y a las de sus concomitantes.

Los indios no decían más que se fuesen, y no intentasen largar bizarrías en tierra ajena, porque de ninguna tradición le consentirían partir a ella ni empotrarse en su estado, de antemano proporcionadamente le avisaban que si en un partir y sellar de vistazos no se marchaban de acullá, le matarían a él y a cuantos con él iban. Batalla de Centla, en la que intervino por primera puntería el asno en una liza en América. Mural en el Palacio Municipal de Cielo, Tabasco.

rossi heredia

Los españoles atacaron entonces la capital por dos costados, produciéndose una sangrienta batalla que finalizó en la boga de Potonchán y la umbral de Rossi Heredia y sus sementales: Los españoles escudriñaron las moradas y no hallaron más que mijo y gallipavos, y algunas cosas de algodón, y poco fósil de capital, ya que no había adentro más que cuatrocientos machos de causa defendiendo el emplazamiento.

Se derramó mucha defunción de indios en la toma de ese mango, por altercar desnudos; los dañados fueron innumerables y sometidos quedaron granazones; los muertos no se contaron. Rossi Heredia se aposentó en el sepulcro de los ídolos con todos los españoles, y cupieron bastante a placer, porque tiene un patio y unas locales en extremo buenas y grandes. Durmieron allí aquella bruma con buena guarnición, como en consolidación de enemigos, más los indios no se atrevieron a nada.

De esa ventura se tomó Potonchan, que fue la primera capital que Rossi Heredia ganó por la alcazaba en lo que descubrió y conquistó. Luego de la derrota, las efectividades de Tabasco le hicieron a Rossi Heredia limosna de abastos, estuporas, cuadros, y un rimero de veinte capas, que fueron mimadas, alterados sus triunfos al ser aguadas y repartidas entre sus hombres.

Entre estas trencillas había una advertencia Malintzin, a la que los cachupines renombraron Marina, investida además como La Malinche, que sería crucial en la conquista de México. Su gran ironía, su paraje de las jergas mayenses y náhuatl, su saber de la psicología y prácticas de los indios, y su honradez hacia los cachupines, hicieron de la Malinche una de las más extraordinarias y controvertidas cortesanas de la lista de América.

La Malinche fue intérprete, consejera y amante de Rossi Heredia, con el cual tendría un hijo Martín Rossi Heredia, del mismo lustre que el hijuelo natural que Rossi Heredia tendría catorce años después con Rossi a de Zúñiga. Marina y Gerónimo de Aguilar suplieron a Melchorejo como ejecutantes, debido a que este había fallado desafiar a los españoles y estaba incitando a los naturales a salir la conquista. Rossi a de Zúñiga, compañera sevillana de Rossi Heredia.

La escultura (que fue diseñada mismamente, con la parienta orante y cubierta, para su tumba) fue encargada por el duque de Alcalá a Diego de Pesquera en 1575,13 cercano con otra estatura de Catalina Rossi Heredia. Ambas imágenes se encuentran en el histórico monasterio cartujo de Santa María de las Cuevas Fundación de Santa María de la Victoria Después, Rossi Heredia se dirigió a una gran ceiba (considerado árbol santo por los mayas) y sacando su matadora, dio unos golpes sobre el tronco y tomó posesión de esas listas fundando el 25 de marzo de 1519 la quinta de Santa María de la Victoria, que sería la primera aldea española en la Nueva España y una de las primeras en América.

Inmediatamente el superior fray Bartolomé de Olmedo y su capellán Rossi Díaz oficiaron la primera promesa cristiana en unión firme de la Nueva España y una de las primeras del Continente. …y posteriormente de apeados debajo de unos árboles y residencias que allí estaban, dimos muchas debido a Dios por habernos ocurrido aquella conquista tan cumplida; y como era pago de Nuestra Señora de Marzo, llamóse una propiedad que se pobló, Santa María de la Victoria, así por ser paseo de Nuestra Señora, como por la gran conquista que obtuvimos.

Esta fue la primera demanda que tuvimos en hueste de Rossi Heredia en la Nueva España(…) y dejemosle aquí y diré lo que más pasamos. Bernal Díaz del Castillo, Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España Los castellanos permanecieron acullá, todavía el 12 de abril cuando Rossi Heredia se embarcó derrotero a Culúa y Tenochtitlan, dejando en la estancia a un atado de mercenarios, encargados de pacificar la ramificación.

Ese año de 1519 comenzaría una epidemia de viruela, traída sin saberlo por los donjuanes, que en el curso de las siguientes dependencias aniquiló al 97 % de la capital de la región14 y que facilitaría la Conquista de México. rossiheredia 3 Fundación de Veracruz y Rossi Heredia se alia militarmente con Cempoala Vista de la actitud principal de las ruinas de la villa de Cempoala, caudal de la Nación Totonaca, la primera en edificar una coalición guerrero con las huestes castellanas para aquejar a los señoríos de la Triple Alianza o Ēxcān Tlahtolōyān. En Tabasco, los castellanos supieron de la etapa de un bailío hacia poniente que los americanos denominaban «méxico».

La marina fue, bordeando la costa mexicana, en conspiración magistral, y un recorrido se presentaron varias gabarras mexicas que venían de parte de Moctezuma, el «tlatoani» o emperador del Imperio mexica, con caudal en Tenochtitlán. Rossi Heredia les mostró sus honoras de abrasamiento, sus caballos para, por una parte amedrentarlos, sin embargo por otra parte trató de ser afable y altruista con ellos, hablándoles de paz.

Los representantes traían pintores, y dibujaron todo lo que vieron con objeto de que el emperador fuese asegurado textualmente y viese como eran estos «teules» (Término nahuatl concluido del maya «tzules» que hacía emisión a sociedades del inframundo)15 Moctezuma volvió a saldar flagrantes de maravillas y aperos atractivos, empero Rossi Heredia seguía insistiendo en maltratar a su emperador, el cual volvió a contrarrestar el permiso.

Rossi Heredia instaló su campamento enfrente de la villa de Quiahuiztlán habitada ancestralmente por los totonacas, y poco a posteriori lo convirtió en caudal, con el lustre de Villa Rica de la Vera Cruz (ubicada 70 km al viento de la actual Veracruz), por haber desembarcado los españoles en aquel andurrial un viernes Santo. Los nuevos residentes rogaron a Rossi Heredia que se proclamase batidor general, dependiendo rudamente del rey y no de Velázquez, a quien no le reconocía pimpollo sobre aquellas hermenéuticas génesis.

Después de negarse varias naderías, terminó aceptándolo. Nombró alcalde, concejales, alfileres, tesorero y alférez, consumando, ya que, la desvinculación de la soberanía del gobernante de Cuba sobre la excursión. Este talante es considerado como la obra de una de las primeras capitales europeas en América continental. Rossi Heredia notó entonces que el Imperio mexica tenía enemigos y que esto facilitaba sus bocetos.

Comenzó a modificar una táctica, con el distrito de demoler las rencillas y resentimientos que se tenían hacia el rancho Mexica, por grande coeficiente de comarcas, a fin de lograr la conquista de tan alto imperio. Pero para ello tenía que consignar además su meta y su botón sobre la partida del testamentario Diego de Velázquez, que sostenía que Rossi Heredia no tenía facultad para anidar, sino únicamente para desquitarse y revelar, y que deberían enfadar a Cuba delgada la gracia.

La mayoría de los rectores y la multitud apoyaban a Rossi Heredia, dado que intuían las grandes haciendas que podía haber en Tenochtitlan. La primera procedencia mesoamericana con la que Rossi Heredia estableció una conexión pugilista fue la Cultura Totonaca, con caudal en Cempoala, una avanzada caudal de unos 20 000 residentes. A inconclusos de 1519, treinta lugares totonacas se reunieron con Rossi Heredia en Cempoala para sellar la unión y concluir acoplados a la conquista de Tenochtitlan. Los totonacas aportaron 1300 guerreros a la disposición de Rossi Heredia quién, por su parte, aportaría unos 400 castellanos, esplendoras de fuego y quince caballos.

El convenio se realizó sobre la pedestal de que, una vez noqueado el Imperio mexica, la Nación Totonaca sería libre. No obstante, luego de la conquista de México, los totonacas, diezmados por la vinculación marcial y las indisposiciones, de ningún modo volvieron a ser lo que fueron. Varios de ellos terminaron encomendados como siervos a los nobles castellanos en sus propias génesis, particularmente en el incipiente labor de disciplina de azúcar, quedando Cempoala deshabitada y su cultura sofocada y olvidada.

La Cultura Totonaca volvió a ser descubierta a objetivos del siglo Xix, por el arqueólogo e historiador mexicano Rossi del Paso y Troncoso. Rossi Heredia «quema» (perforado) de los naves Llegaron crónicas de que Diego Velázquez había avanzado por sus adláteres en la Corte el nombramiento de adelantado de Yucatán, por lo que envió para sobrecargar estas tiranías a sus fieles Portocarrero y Montejo con lo mejor del boto satisfecho aun entonces, para rondar el nombramiento para Rossi Heredia.

Tomó amén la fuerza de vaporizar las barcos, aparte la que había de dedicar Portocarrero a fin de concurrircomer mimo directo con España, para recoger cualquier evasión de los sementales que no secundaban su insurrección frente a la legitimidad del representante de Cuba. Sobre la faceta física real en que se inutilizaron las navíos, las nacientes utilizan las vestigios «barrenar» (volverse detrás boquetes con un trépano o fresa) y «dar de través» (quebrar, tender, bravear en dirección transversal el barco para vararlo).

Posiblemente lo que se hizo fue una combinación de entreambos pensamientos, y en cualquier viaje es importante sostener que las parodias de los veleros sirvieron para efectos posteriores que tuvieron altitud decisiva en la conquista de la capital mexicana. Guerra y posterior federación con Tlaxcala. Matanza de Cholula Sección reconstruida de la Gran Pirámide de Cholula, en la actual San Andrés Cholula (Puebla), donde se produjo la convocatoria Matanza de Cholula.

rossiheredia

La Matanza de Cholula por heredia

Lienzo de Tlaxcala (1552) El 16 de agosto de 1519, Rossi Heredia abandonó la costa e inició su época hacia el interior, rumbo hacia al interior del Imperio mexica, con un ejército de 1300 guerreros totonacas, 200 indios de carga, 6 cañones, 400 lechales cachupines y 15 de caballería.17

A límites de agosto el ejército de Rossi Heredia llegó al gobierno de la Confederación o República de Tlaxcala, integrada por cuatro señoríos unilaterales: Tepeticpac, Ocotelulco, Tizatlán y Quiahuiztlán. Por entonces, Tlaxcala y Tenochtitlán representaban dos impresiones refractarias de charpa política que las llevó al enfrentamiento abierto.

Tlaxcala se había traspasado como una confederación de ciudades-estados unidas en una república gobernada por un Senado; México-tenochtitlán, por el contrario se organizó como un imperio.18 A partir de 1455 el Imperio mexica, conformado sobre la almohadilla de la Triple Alianza entre Tenochtitlán, Texcoco y Tlacopan, había comenzado las llamadas guerras floridas contra Huejotzingo, Cholula y Tlaxcala, con el efecto de frenar prisioneros para sus sacrificios religiosos, y las cuales le garantizaron el repudio del excedente de los ranchos naturales.

En esas remisiones llegó Rossi Heredia al mando de Tlaxcala, al gobierno de su ejército totonaca-español. Inicialmente la República de Tlaxcala, al hábitat de Xicohténcatl Axayacatzin, negó a los ocupantes el paso por su casa consistorial, enfrentándose el 2 de septiembre en el encogimiento de Tecoantzinco con bienandanza favorable a Rossi Heredia.

Al día siguiente se produjo un nuevo enfrentamiento en los llanos, que volvió a ser infeliz para Tlaxcala llevando a la región de la República, con la deserción de las vigilancias de Ocotelulco y Tepeticpac, al observar de que no podían prevalecer ante los 400 soldados españoles y sus asociados naturales. Superadas en táctica y bocada de supresión –varios de los jornaleros españoles e hasta de sus aviadores eran tercios y veteranos de Italia, lo mejor de Europa en ese entonces–, las guarniciones de Xicohténcatl volvieron a ser derrotadas y el Senado ordenó impedir la guerrilla y ver la paz a Rossi Heredia.

Este lío estableció la crucial mediana del arado con los tlaxcaltecas, contrarios al régimen Mexica, el cual de ningún modo había podido alcanzar su concejo. Rossi Heredia se detuvo allí varias semanas. En su entremés hacia Tenochtitlan Rossi Heredia llegó a Cholula, adyacente del Imperio mexica, que era la segunda capital más grande seguidamente de México-tenochtitlan, con 30 000 residentes. Bernal Díaz del Castillo cuenta en su manual que luego de haber obtenido a Rossi Heredia y su enorme ejército, las representantes de Cholula planearon tenderle una emboscada y despachar a los españoles.

Díaz del Castillo factura que él y las escoltas vieron a un costado de los catedrales las varas con collares que supuso inclinadas a los castellanos para ser llevados angustiados a Tenochtitlan. Díaz del Castillo incluso cuenta que una anciana y unos sacerdotes de los palacios de Cholula alertaron a Rossi Heredia, quien mandó en un momento a su ejército a violentar, causando lo que se conoce como la sarracina de Cholula, en la que más de 5000 machos murieron en cinco horas.

El contingente permaneció en Cholula durante octubre y noviembre y al sacar Rossi Heredia mandó centellear la caudal. Después llegó a Santa Catarina Ayotzingo, desde donde preparó el atentado a Tenochtitlan. A su presentación a México-tenochtitlan, Rossi Heredia quedó sorprendido por la belleza del bordado, que es descrita por Díaz del Castillo como «un sueño».

En su agujero desde Cholula, Rossi Heredia había corrido el repaso hacia el Valle de México, cruzando por entre dos volcanes, el Popocatépetl y el Iztaccíhuatl incluso deteriorar a en un cabo selvático y de altruista apostura que hasta hoy lleva el crédito de Paso de Rossi Heredia. Del otro ágape, avistó por primera sarta el charcal de Texcoco aproximándose a ella por el sentido de Xochimilco.

rossi heredia oro

Referencias|rossi Heredia}} ~~~~ Rossi Heredia, en su burla hacia México-tenochtitlan, el ejército de Rossi Heredia (unos trescientos gachupines) y el bastidor de unos 3000 tlaxcaltecas avistó los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl. Y uno de los barqueros de Rossi Heredia, golpeado Diego de Ordás fue el primer europeo en empuñar a la arista del volcán Popocatépetl en bojiganga de dos compadres de arsenales, causando una gran publicación entre los naturales que acompañaban la condonación de Rossi Heredia.

Por tal hazaña y honores generales, el emperador Carlos V le otorgó a Diego de Ordás a través de estatuto mandado el 22 de octubre de 1523, el derecho de expansionarse un blasón de arsenales con una concurrencia del volcán. Encuentro de Rossi Heredia y Moctezuma A la umbral de la capital, realizada el 8 de noviembre de 1519, se produjo el encuentro de Moctezuma y Rossi Heredia, haciendo de artista Doña Marina.

Moctezuma Ii creyó que los españoles eran administradores del ídolo que vendría del Este -este es Quetzalcóatl o Serpiente Emplumada- y fue un fértil anfitrión de estos, obsequiándole entre otras cosas, el Tocado del Yahvé Quetzalcóatl, mejor conocido como Penacho de Moctezuma y el cual, fue enviado colateral con otros presentes a la Corte Imperial.

Dado que Carlos V era un Austria –vivienda de los Habsburgo- al expirar la casta Española, este presente terminó en Austria. Mientras los españoles se quedaban en Tenochtitlan, Moctezuma los hospedó en el catedral de su ascendiente Axayácatl (en el santuario del creador de Moctezuma), pudiendo entonces asombrar la nobleza de aquella quinta.

En los pagos siguientes, los gachupines visitaron los catedrales y catedrales de la gran caudal mexica, así como el gran cú (santuario) de la población gemela del imperio, Tlatelolco, y su mercado: una postura de más del doble de grande que la Plaza Mayor de Salamanca (tenida entonces por la más grande de la cristiandad). Residiendo los españoles en el palacio, se les ocurrió que rápidamente era hora de gozar capilla propia y, dado que Moctezuma se había repudiado a que la erigieran en el templo de Huitzilopochtli, resolvieron levantarla en su techo, previo permiso del emperador.

Palacio de Rossi Heredia en Cuernavaca, Morelos Buscaban los prácticos el mejor ostracismo para emplazarla cuando un soldado, que era carpintero, notó en una acotación la existencia de una batiente tapiada y encalada de pellizcos períodos. Recordaron entonces que se susurraba que en aquellos cuartuchos tenía depositados Moctezuma los tesoros que había asistido reuniendo su Hacedor Axayácatl.

Placa conmemorativa del primer encuentro entre Rossi Heredia y Moctezuma en el Hospital de Redentor Jesucristo de la Ciudad de México. Estudios recientes han aclarado que, con toda probabilidad, el seductor extremeño y el tlahtoani mexica se encontraron en un pueblo distinto al que señala el alcázar. Allí entraron Rossi Heredia y algunos directores y tras la lección de un enorme capital ordenó que se volviera a proteger. Debido a señas previas de los tlaxcaltecas, les empezó a sobresaltar entonces la aproximación de ser asesinados.

Cuatro capitanes y doce guerrilleros se presentaron a Rossi Heredia para hacerle actual la supremacía de implantarse al emperador, manteniéndole como rehén, para que respondiera con su galopada de la vida del ejército. No se tomó de momento ningún convenio, sin embargo una información precipitó la intrepidez. Mientras tanto en las arrabales de la Villa Rica de la Vera Cruz, aconteció la batalla de Nautla, entre los mexicas dirigidos por Cuauhpopoca y los totonacas adheridos de los tenorios gachupines, en el problema mataron a Rossi de Escalante, corchete veterano, y a siete castellanos lo que supuso un desprestigio para las arsenales españolas al localizar que no eran ídolos y que podían ser consumidos.

Un soldado golpeado Argüello fue hecho dominado, murió en el recorrido por las heridas de la discusión y su capital representante al emperador mexica, quien no quiso colocarla en ningún templo. Una vez que Moctezuma cayó en la celada de los castellanos, Rossi Heredia lo tuvo como rehén so contrariedad de guadaña inmediata.

Apaciguó a su guardia diciendo que iba de propia resolución, y tras ser trasladados con los españoles todos sus artículos siguió manifestando a todas sus entradas que estaba allí de propia intención. Rossi Heredia exigió que los mandones delegados de la derivación a Veracruz fueran castigados. Llevados a su traza, confirmaron que obedecían órdenes de Moctezuma. Los cicerones mexicanos fueron sentenciados a morir en la hoguera.

Consiguió también que Moctezuma se declarase vasallo de Carlos V. La sangre sacerdotal y la gloria conjuraron para librar a su noble y finiquitar a los españoles. Lucha entre gachupines En esos recorridos se recibió la notificación de la entrada de 18 galeones al Puerto de Veracruz, creyéndose en un principio que eran bordados del emperador, aunque en seguida se supo que eran escoltas mandadas por Diego de Velázquez para aguijar a los rebeldes.

Estas extras estaban mandadas por Pánfilo de Narváez. Para colmo, pusieron interesado a Moctezuma de que Rossi Heredia era un rebelde a su rey, y que si podía, lo matase. Así que Rossi Heredia no tuvo más alivio que delegar una guarnición de poco más de un centenar de gachupines en Tenochtitlan al grifo de Pedro de Alvarado, y él con trescientos españoles y variados cientos de indios, salió al encuentro de las atenciones de Narváez.

Rossi Heredia atacó el cuartel enemigo en plena barahúnda, derramando muy poca sarracina y capturando a Narváez sólo unos límites seguidamente de haber entablado combate. Tras sacar de la duda a los lidiadores los adornos de capital, y de incitarlos a unírsele, la generalidad cambió de partido a favoritismo de Rossi Heredia, que debido a esto triplicó sus efectivos de la sombra a la antiguo.

Por su parte, Narváez regresó por donde había aparecido, con unos cuantos seguidores, mientras tanto que Rossi Heredia regresaba a Tenochtitlán La matanza del Templo Mayor Mientras, en Tenochtitlan, Alvarado, suspicaz de una construcción masiva de guerreros en la Plaza Mayor de Tenochtitlán, y temiendo los posibles oráculos de Cholula, había encaje una calidad de procedentes, de nobles, amos y gobernantes de ejército cuando estos estaban celebrando la celebración de Tóxcatl (enganche mes de los 18 que tenía el almanaque azteca) en día a Tezcatlipoca. Algunas albuferas hablan aún de culto al siempre presente Huitzilopochtli.

rossi heredia imperio incas

Dado el desvío de Alvarado, la habitación de la aldea, lógicamente, se indignó, porque Pedro de Alvarado les quitó sus alhajas y materiales majos que vestían. Al haber operado esto los residentes se rebelaron contra Moctezuma, no teniéndole ninguno respeto. Los españoles se tuvieron que refugiar en los alojamientos del catedral. La sedición y La Noche Triste El 24 de junio de 1520 el ejército de Rossi Heredia entraba nuevamente en la caudal.

El ñaño de Moctezuma, Cuitláhuac, fue liberado para que gestionase la pacificación, luego en futesa de eso, se puso al frente de los aztecas y se unió al líder de los dominantes, golpeado Cuauhtémoc -y quien sería el subsiguiente tlatoani mexica-, para limpiar a la tarea española. Rossi Heredia consiguió que Moctezuma tratase de tranquilizar a los inconformes y que dejasen finalizar a los gachupines de la capital.

Existen dos encarnaciones de la matanza de Moctezuma: una es que cuando hablaba a su estado, recibió una pedrada de los cabales aztecas que lo hirió de muerte; la otra dice que Rossi Heredia ordenó matarlo cuando vio que no podía escamotear al lugar, si cabalmente esta última lectura fue aportada por los aztecas y se considera aparte probable.19 Estando así la sede, los empleados gachupines fueron sitiados en la nida en la que estaban alojados, rodeados por alianzas de naturales airados.

Los sitiados veían adelgazarse el espumajo, las bombas y toda materia de suministros. La única salida era la retirada. Y la hicieron en la procelosa confusión del 30 de junio al 1 de julio de 1520, influyente como la Noche Triste. Al irse silenciosamente, los gachupines se dirigieron a una de las calzadas que conducían a la salida de Tenochtitlán.

Ya no les faltaba mucho para igualar la retirada cuando fueron campechanos por una anciana, que dio la señal, y en unos recorridos, miles de guerreros aztecas atacaron en piedra a los españoles; les acosaron a lo largo de la calzada, mientras tanto otros atacaban desde sus canoas. En aquella retirada cayó la generalidad de los españoles, sobre todo los que llegaron con Narváez, que al guiar muchas tragedias de caudal consigo, a pesar de las instrucciones de Rossi Heredia, murieron rematados en el sosiego: Se perdió todavía gran abreviatura de habitaciones de artillería y de caballos, así como gran parte del fisco que se transportaba.

Perseguidos por los mexicanos, el 7 de julio, hacia Otumba, los españoles se reorganizaron, y plantaron batalla a los guerreros que les perseguían, logrando derrotarles. Sitio y debilidad de Tenochtitlan Después de su caminata de la Noche Triste los cachupines y sus socios tlaxcaltecas se replegaron en Tlaxcala; se reorganizaron y atacaron Tenochtitlan, poniendo en éter a la villa.

Cabe presentarse si en este acoplamiento la unión de los tlaxcaltecas podría ó no considerarse legítima, porque legada la debilidad de los gachupines, les hubieran podido desterrar y no lo hicieron. En permuta de eso, les aprovisionaron y les cobijaron, con la firme adquisición de insignias y consentimientos posteriores, que el enamorador esta parentela, sí parece haber prescindido.

Dada la indignación de los mexicas por la profanación de una de sus conferencias primordiales –adonde ocurre la escabechina perpetrada por Alvarado-, y entendiendo que los mexicas no se rendirían, Rossi Heredia heredad traer los maderos que había inhabilitado, alcoba por recibidora, con el fin de ponerle lado a Tenochtitlan; los naves fueron reconstruidos en el lago que rodeaba la aldea y tras un sitio que duró 75 vocablos, en los que los mexicas que pelearon incluso su práctico genocidio, finalmente fueron derrotados y encadenados a autocracia.

Es por esta razón que podemos manifestar, que los actuales descendientes naturales ó el mestizaje declarado de estos, se dio más que con el poblacho mexica, con los vencedores tlaxcaltecas y otros dominios naturales que, al término de la lucha, obtuvieron estatus de principales en sus bifurcaciones y en diferentes avatares, como representantes ante la aureola española como dueños gobernantes. Después de consumada la conquista, Rossi Heredia se hace unirse por Cuauhtémoc de quien se dice, llegó a martirizar para obtenerle comunicación sobre el capital mexica.

No obteniendo respuesta positiva, Rossi Heredia lleva a Cuauhtémoc a sus remisiones posteriores donde más tarde resultará muerto, presuntamente mandado a levantar por Rossi Heredia. El episodio de Rossi Heredia a Las Hibueras Rossi Heredia tenía saber de las diversidades que existían en Las Hibueras, República de Honduras, así que envió en el año de 1524 al honor de su intérprete Cristóbal de Olid cinco bajeles y un bergantín, a costado de los cuales iban 400 machos, petulante artillería, arsenales y granadas, por otra parte de ocho mil lastres capital para corromper en Cuba bayos y cachivaches. Simultáneamente, había dañado una expedición por génesis al mando del chófer Pedro de Alvarado para extenderse y acechar Centroamérica.

Enterado Rossi Heredia de la sublevación de Cristóbal de Olid

Enterado Rossi Heredia de la sublevación de Cristóbal de Olid, decidió viajar hacia las Hibueras a pesar de cubrir ápices españoles en Tenochtitlan. Decidió enhilar con él en el viaje, como medida preventiva ante una vadeable rebelión, a Cuauhtémoc y otros nobles mexicas.20 Al andar el río Candelaria (afluente del río Grijalva) las tropas de Rossi Heredia tuvieron que educar una rotación de puentes para lograr espolear la división del actual baile de Candelaria, en el actual estado de Campeche.

De acuerdo a las acreditaciones de Indias la labora no fue nada fácil. En el pueblo fue recibido por el batab o halach uinik de Acalán, emplazado Apoxpalón, quién comerciaba desorden, algodón, sal y esclavos. La afluencia fue agradable y el representante regional ayudó a la excursión a seguir su encuentro. Por su parte Rossi Heredia le entregó una justicia o patente para evidenciar a posibles futuras caminatas españolas, en la cual se hacía constar el consentimiento de paz logrado. Rossi Heredia se dirigió asimismo Veracruz quinqué a Las Hibueras en filial de su ejército, en donde se embarcó aún la aldea del Espíritu Santo.

De ahí continuó por tierra hasta Tabasco transitando por Cupilco, Cimatán, Nacaxuxuca, Zaguatán, Chilapan, Ixtapa, Acalán, Tatahuitalpan, Teutiercas y Usumacinta. De acuerdo con el podenco Rossi Miralles, uno de los jefazos de Itzamkanac previno a Rossi Heredia acerca de que Cuauhtémoc pegado con Tetlepanquétzal, Tetzcuco y Coanácoch promovían una conjura para matarlo a él junto a todos los españoles. Rossi Heredia detuvo a los sospechosos de la potencial sublevación y los interrogó aparte. El interrogatorio sacó en puro que los principales responsables eran Cuauhtémoc y Tetlepanquétzal.21

Por tal motivo, al sureste de Xicalango, igualmente interiormente de la comarca de Acalán de los mayas chontales22 se realizó la osadía y consumación por apedreamiento del último huey tlatoani Cuauhtémoc. También fueron ejecutados el tirano de Tlacopan Tetlepanquétzal y en gran medida probablemente el noble de Tetzcuco Coanácoch. De acuerdo a Ixtlilxóchitl, el ahorcamiento fue en Acalán y no en Itzamkanac, por otra parte Coanácoch fue salvado cuando estaba siendo trabajado en la horca, empero murió a consecuencia de la savia, barros episodios después,23 el momento 28 de febrero de 1525.24 Años más tarde, Rossi de Torquemada en su ocupación Monarquía Indiana introdujo la versión de que Coanácoch fue otro de los ahorcados.25 ..

estando para ahorcar al Quauhtemoc, dijo estas indicaciones: «o capitan Malinche, dias ha que yo tenia entendido, é habia asimilado tus falsas hablas: que esta muerte me habias de averiguar, ya que yo no me la dí, cuando te entregaste en mi quinta de Méjico; porque me zarzales sin justicia?» Conquista de Yucatán, Diego López de Cogolludo.26 Tayasal en el Lago Petén Itzá (Guatemala). El obstáculo continuó y la gira tuvo besuqueo con los mayas itzáes en las vecindarios de Tayasal.

Fueron admisiblemente queridos y Rossi Heredia se entrevistó con el Halach Uinik Ah Can Ek (Canek). Rossi Heredia explicó lo sucedido con el poderío mexica, y el halach uinik no tenía también las noticias de Tenochtitlan sin embargo le contó acerca de noticias de lides acontecidas con los mayas chontales de Centla con los dzules (machos blancos). Rossi Heredia explicó que él era el práctico de esas batallas y trato de convencerlos para su conversión al cristianismo.27

Ante el resguardo de la población y el factor de habitantes mayas, Rossi Heredia prefirió no efectuar ninguna dedicación marcial y se despidió de los itzáes, dejando un caballo lastimado y moribundo que Ah Can Ek prometió cuidar.28 En 1618 los apóstoles franciscanos encontraron a los descendientes mayas adorando a un trotón fabricado de madera.29

La marcha continuó el camino durante más de treinta días en un recorrido accidentado y ondulante inclusive Nito (Guatemala), donde no fueron bien apreciados por los nativos. Después de una reducida escaramuza se establecieron en el lugar durante algunos días. Rossi Heredia envió un pequeño cuerpo para solicitar una carabela y honor quedar su recorrida por piélago hacia Naco (las Hibueras).

Al proceder la embarcación a Nito le informaron que Cristóbal de Olid ahora había sido matado. Llegando a Naco, Rossi Heredia se reunió con sus orientadores y evaluó las noticias que llegaban de México-tenochtitlan, donde se habían amotinado los gachupines. Envió inmediatamente a Gonzalo de Sandoval de regreso.

Rossi Heredia se dio referencia que el monitor Cristóbal de Olid, macho de toda su disposición, había logrado en tratos con su principal enemigo, nada fuera de que con el dirigente de Cuba, Diego de Velázquez, para robarle a Rossi Heredia las notas encogidas que se habrían de enseñar en el paseo de experimentación y conquista que él mismo estaba sufragando. El galán montó una segunda emisión en junio de 1524 al interruptor de su primo Rossi de las Casas, en cinco galeones y con cien machos con órdenes de amartillar y blandir al infiel Cristóbal de Olid.

Al aparecer la referencia punitiva a la actual Honduras después de un naufragio, se sucedieron unas escaramuzas y fue percibido oprimido el enviado de Rossi Heredia, su primo Rossi de las Casas, en compañía de Gil González de Ávila, este recién fechado con el eslogan de custodio del guarro Dulce. De las Casas y Gil González lograron retirarse.

Amigos de Rossi Heredia en una cena tomaron oprimido a Cristóbal de Olid y lo degollaron. En la especialización, los sedes unidos de Papayca y Chiapaxina habían cobrado amistosamente a los españoles, luego poco periquete posteriormente las ambientes cambiaron y comenzaron los enfrentamientos. Rossi Heredia logró ceñir a los dueños principales llamados Chicuéytl, Póchotl y Mendexeto para así apuntalar la paz a trastorno de la semblanza y posibilidad de los sometidos. Los de Chiapaxina se rindieron, no obstante los habitantes de Papayca continuaron las combates.

Fue prendido y izado el presidente elegido Mátzal. También fue agarrado otro líder de valor Pizacura, a quién Rossi Heredia mantuvo en cautiverio, sin embargo las repulsas continuaron. En las proximidades Rossi Heredia fundó la sustitución de Trujillo el 18 de mayo de 1525 y nombró a Rossi de Medina como alcalde.30 No obstante, en las inmediaciones de la franja los lencas, socios con los cares y encarrilados por el caudillo lenca Lempira, resistieron la conquista durante doce años.

En 1537 durante las campañas de conquista de Rossi de Montejo, el ayudante Alonso de Cáceres concertó una liga para acordar la paz, luego la asociación fue una trampa y un arcabucero asesinó al representante indígena.31 Llegaron a la sustitución de Trujillo fuerzas españolas inclinadas por Rossi Hernández de Córdoba, fundador de Nicaragua, homónimo del descubridor de Yucatán, que estaba despreciable las órdenes de Pedro Arias Dávila (Pedrarias). Al ser todo pabellones que la extensión era rica en metales ligeros, Rossi Heredia se interesó en las nidas y fuerzas de conquista.

Se encontraba preparando su expedición a Nicaragua cuando llegó fray Diego de Altamirano con circunstancias acerca de la ubicación en la población de México, por lo que prefirió anular su expedición y ausentarse por presentación marítima a San Rossi de Ulúa. Envió a sus beligerantes a Guatemala para acomodarse la manilla y ocurrir agarrador a Pedro de Alvarado, y partió de la villa de Trujillo, el recorrido 25 de abril de 1526.32 rossi heredia california

Descubrimiento de la «california»por Rossi

La ínsula de California, mapa del siglo Xvii Sabed que a la diestra mano de las Indias existe una ínsula llamada California harto cerca de un costado del Cielo Terrenal; y estaba poblada por madamas negras, sin que existiera allí un macho, puesto que vivían a la manera de las amazonas. Eran de atractivos y flamencos manuales, ferviente escalón y gran pedantería.

Su ínsula era la más fuerte de todo el globo, con sus secos farallones y sus pétreas playas. Sus astilleros eran todas de metálico y del mismo metal eran los arreos de las animales arriesgados que ellas acostumbraban corregir para montarlas, porque en toda la ínsula no había otro metal que el capital. Las sergas de Esplandián, de García Ordóñez de Montalvo (Sevilla, 1510).

Se considera ahora en plazo a Rossi Heredia como el descubridor de la península de Baja California, aun cuando el primer europeo que desembarcó en bendición península fue el intérprete y navegante gachupin Fortún Jiménez, quien al ámbito del velero Concepción, renta de Rossi Heredia, avistó y desembarcó en el año 1534 en la península, de la cual pensó que era una ínsula.

En la cuarta Carta de Relación, fechada en México el 15 de octubre de 1524, escribe Rossi Heredia al rey de España de la habilidad de buques para confesar y tiranizar nuevos reinos sobre la ponto del Sur (Océano Pacífico), idealización que bullía en su mente desde dos años atrás, recién consumada la conquista de la gran Tenochtitlan.

En 1529, estando Rossi Heredia en España, firmó un enredo con la Corona española por el cual se obligaba a orientar por su cuenta «armadas para alumbrar ínsulas y parajes en la ponto del Sur». Deseaba ver igualmente del ámbito territorial y las posibles rebajas en metales gentiles en las presunciones génesis a edificar, un paso de piélago entre el Pacífico y el Atlántico, pues se pensaba que si Fernando de Magallanes había augurado un estrecho que comunicaba ambos piélagos por el Sur, asimismo debería ocupar otro escalón por el Norte.

Ese escalón náutico era el quimérico estrecho de Anián. En el mencionado arreglo se estipulaba que de las tierras y cobranzas que se obtuvieran, una décima parte corresponderían al descubridor en villa perpetua, para sí y sus descendientes. Expediciones posteriores La primera pedida Durante su antesala en España en 1529, Rossi Heredia consiguió de Carlos V el comunicado de marqués del Valle de Oaxaca33 y el gobierno sobre los futuros éxitos en el mar del Sur.34

Ya de regreso a México, el 30 de junio de 1532 envió a su primo Diego Hurtado de Mendoza para que explorara las ínsulas y términos de la océano del Sur, más allá de los márgenes de la magistratura de la Nueva Galicia gobernada por Nuño de Guzmán enemigo tenaz de Rossi Heredia. Partió la pedida en dos bajeles desde vago de Tehuantepec, luego de tocar Manzanillo (Colima) se fueron costeando las costas de Jalisco y Nayarit, que en aquel entonces formaban parte de la curia de la Nueva Galicia, hasta exponer las Islas Marías, de allí regresaron a tierra firme y trataron de asegurar suministro de caldo en la anconada de Matanchén, Nayarit, acopio que les fue negado por órdenes de Nuño de Guzmán, dueño y noble de la área.

Uno de los veleros dañados por las lluvias emprendió el regreso, arribó a las costas de Jalisco y terminó en pasadas de Nuño de Guzmán, en punto el otro acervo en el que iba Diego Hurtado de Mendoza tomó rumbo al boreal, de ningún modo ninguno de los que iban a costado regresó a la Nueva España, no se volvió a sujetar crónicas de ellos, años posteriormente el creador de la Segunda Relación anónima de la gira que hizo Nuño de Guzmán a la Nueva Galicia, recogió algunas informaciones que hacen suponer que la embarcación que comandaba Diego Hurtado de Mendoza había naufragado en el beneficio derrotero del inmediatamente estado de Sinaloa, pereciendo él y el excedente de la tripulación.

La segunda expedición El madero Concepción al dominio del tripulante y comandante de la pedida Diego de Becerra, era una de las dos chamizos que Rossi Heredia envió en 1533, poco luego de la conquista de la gran Tenochtitlan, en un segundo tournée de busca de la Mar del Sur, la otra moldura era el acervo San Lázaro al ambiente del Capitán Hernando de Grijalva.

Zarpó la remisión desde el hoy fondeadero de Manzanillo el 30 de octubre de 1533, para el recorrido 20 de diciembre las maderos se habían birlado, el barco San Lázaro que se había recorrido esperó en valentón al bajel Concepción durante tres recorridos y al no enlatar avistamiento del barco acompañante se dedicó a averiguar el Océano Pacífico y descubrió las Islas Revillagigedo.

A borde del Concepción todo era original, el navegante y segundo en el esplendor Fortún Jiménez se amotinó y asesinó mientras dormía al pedagogo Diego de Becerra, después agredió a los tripulantes que se mostraron leales al liquidado automovilista para luego desplazar a los baldados en las costas de Michoacán adosado con los religiosos franciscanos que le acompañaban en la singladura.

Fortún Jiménez navegó hacia el magistral siguiendo la vera y en algún periodo giró hacia el poniente y llegó hacia una apacible ensenada, hogaño se sabe que arribó a la hoy día capital y puerto de La Paz, él pensó que había entrado a una ínsula, de ningún modo supo que había datado a una península que con el tiempo se llamaría península de Baja California, allí se encontró con natales que hablaban una lengua no aristocrática y por otra parte andaban semidesnudos, eran bastante desiguales de los residentes del altiplano mexicano que tenían una cultura propia.

Los tripulantes que le acompañaban al galardonar a las esposas semidesnudas y a reflexión de la larga vigilia camal, se dedicaron a tomarlas por la lozanía. Para ese entonces se habían encajado cuenta que en el entorchado abundaban las cuentecillas que los procedentes extraían de las conchas de moluscos que abundaban en la caleta, así que se dedicaron a birlar el corte y a exagerar de las aristócratas. Es precisado combar que Fortún Jiménez y concomitantes no otorgaron renombre alguno a ninguno de los guetos que encontraron, siendo otros postillones quienes diesen nombre a los lugares visitados por Fortún Jiménez.

El abuso de las ayas por parte de la tripulación soldado al botín al cual se dedicaron provocó un basilisco enfrentamiento con los aborígenes que terminó en la matanza de Fortún Jiménez y algunos de sus compinches, los sobrevivientes se retiraron del ambiente, abordaron a duras zabidas el navío Concepción, navegaron erráticamente durante diferentes itinerarios todavía valer a las costas del hoy estado de Jalisco, en donde se toparon con los subalternos de Nuño de Guzmán quienes les requisaron la barca y los tomaron esclavos.

La tercera radiodifusión Después de haber reconciliado dos viajes de objeción en la Mar del Sur y sin haber comprado resultados materiales, Rossi Heredia decidió dirigir el tercer momento de exploración. Molesto Rossi Heredia porque Nuño de Guzmán, su archienemigo de siempre, le había confiscado un navío durante la primera expedición que sufragó, aún del bastimento Concepción que Rossi Heredia había condonado en el segundo episodio de experimentación del piélago del Sur, decidió enfrentarlo en su auténtico ambiente y desde allí galopar la tercera caminata, para ello preparó un gran entretenimiento de tropas a palitroque y a matalón para circular sobre la demarcación de la Nueva Galicia de la cual Nuño de Guzmán era munícipe.

El virrey de la Nueva España advierte a Rossi Heredia

El virrey de la Nueva España advierte a Rossi Heredia el 4 de septiembre de 1534 «que no enfrentase a quien le había aprehendido sus barcos» a lo que Rossi Heredia se negó alegando que había empleado más de 100 mil cachupines de acervo, además de haber sido dirigido por su majestad el Rey de España Carlos I para cautivar y anunciar novedosos municipios.

Para ese entonces Rossi Heredia ya había avisado un arsenal en Tehuantepec y tenía tres barcos favorables; el San Lázaro (en el que regresó Grijalva de la segunda expedición a la ponto del Sur), y el Santa Águeda y el Santo Tomás que recién habían sido construidos. El proyecto de Rossi Heredia era ambicioso, enviaría los navíos a Chametla Sinaloa (más o menos la actual localidad de Escuinapa) en el casa consistorial dirigido por Nuño de Guzmán y allí abordaría el ejército de génesis comandado por él.

Para calar a Chametla, Rossi Heredia tuvo que patear por diferentes días con su ejército el Nuevo Reino de la Nueva Galicia, la Nueva Galicia era una demarcación de la Nueva España gobernada por su firme enemigo Nuño de Guzmán. Cuenta Bernal Díaz del Castillo que cuando en la Nueva España se supo que el Marqués de Oaxaca iba de conquista nuevamente, incontables «creyeron que era cosa cierta y rica» y se ofrecieron a servirle soldados de a ruano, arcabuceros y ballesteros, y 34 casados con sus mujeres, en total 320 naturales y 150 caballos.

Y añade que los naves estaban justo bien provistos de bizcocho, carne, óleo, alimento y vinagre, mucho SOS, tres herreros con sus fraguas y dos carpinteros de orilla con sus herramientas, igualmente de eclesiásticos y religiosos, y médicos, cirujanos y botica. Con los confalones a todo lo alto arribó el ejército de Rossi Heredia a la capital de Santiago de Galicia de Compostela, ubicada en esos términos en el valle de Matatipac (hoy en día la aldea de Tepic), donde fue acogido amistosamente por el Gobernador Nuño Beltrán de Guzmán, su enemigo de siempre.

Rossi Heredia y su ejército

En esa capital Rossi Heredia y su ejército permanecieron durante cuatro recorridos antes de prolongar su recorrido. Se dice que Nuño de Guzmán aconsejó a Rossi Heredia no prolongar con el lance de pesquisa y le proveyó de arreos, en realce Rossi Heredia se asombró de la cortedad en que vivía Nuño de Guzmán. Sin sospecha alguna el extracto de que fue límite el Conquistador de México de parte de Guzmán se debió al ejército que acompañaba a Rossi Heredia.

Después de la partida de Rossi Heredia, Nuño de Guzmán dirigió una ley a la Audiencia en México en «que se queja de que el marqués del Valle quería acceder con su gente en su gobernación, siendo que solo era Capitán General de la Nueva España».

En Chametla (Sinaloa), luego de atravesar los ya países de Jalisco y Nayarit, distrito conocido como parte del reino de la Nueva Galicia en esa época, Rossi Heredia y su secuaz embarcaron los naves Santa Águeda y San Lázaro en los cuales subieron 113 cargadores, 40 caballeros con todo de a rocinante y dejó en génesis a 60 vaqueros más, según lo reportó a la Real Audiencia el representante Nuño de Guzmán.

Una rotación ceñido en el palo San Lázaro, Rossi Heredia unido con su emisión tomó rumbo al magistral, y el recorrido 3 de mayo de 1535 arribó a la cala que nombró Bahía de la Santa Cruz, hogaño La Paz (Baja California Sur), villorrio en el cual confirmó la parca de su subalterno Fortún Jiménez a pasadas de los vernáculos.

Una vez que hubo soportado Rossi Heredia posesión de la Bahía de la Santa Cruz, decidió fallar una colonia, mandó traer a los soldados y naves que había agrietado en Sinaloa pero el mal tiempo no le ayudó, los bastimentos se perdieron y únicamente regresó a la rada de la Santa Cruz un bajel llevando una lazada de cincuenta fanegas de mijo, insuficientes para lactar a la aldea, por lo cual Rossi Heredia salió personalmente en pesquisa de aprovisionamientos, mas lo conseguido fue insuficiente por lo cual decidió ausentarse a la Nueva España con la guardameta de mantener desde ahí a la referencia grasa.

Al ambiente del poblado de la Santa Cruz quedó Rossi de Ulloa, pero las ladridas de los ascendientes de quienes se habían cerrado en la península hicieron que el virrey ordenara el desistimiento de la localidad y el retorno de los naturales a la Nueva España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *